XHTML

Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Cuello Uterino

El 26 marzo de cada año se conmemora el Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Cuello Uterino a modo de establecer acciones de concientización e información sobre la importancia de efectuarse controles ginecológicos para evitar enfermedades, entre ellas, el cáncer.

El cérvix o cuello uterino es la parte más baja del útero, es el lugar en donde crece el bebé durante el embarazo.  Suele tomar varios años para que las células normales del cuello uterino se conviertan en células cancerosas. El médico ginecólogo puede encontrar células anormales haciendo un Papanicolau (Pap) al examinar las células del cuello uterino. Si los resultados son anormales, indicará una biopsia u otros exámenes. Hacerse exámenes con regularidad, permitirá al médico especialista encontrar y tratar cualquier problema antes que se convierta en cáncer.

El cáncer cérvico-uterino es la segunda causa de muerte por cáncer en mujeres entre los 35 y 64 años a nivel mundial. En la Argentina, se diagnostican alrededor de 4.000 nuevos casos por año y mueren 1.800 mujeres por esta enfermedad.

Se ha demostrado una asociación de más del 99% entre el VPH y el cáncer de cuello de útero. Se calcula que 8 de cada 10 personas sexualmente activas  tuvo o tendrá contacto con algún tipo de VPH alguna vez en su vida. En la mayoría de los casos el organismo controla la infección. Sólo un pequeño porcentaje, causados por genotipos de alto riesgo, pueden evolucionar a lesiones precancerosas o cáncer.

La vacunación contra el VPH puede prevenir un 80% de los casos de cáncer cervicouterino. Todos los niños y niñas de 11 años pueden acceder a la vacuna gratuita en todos los centros de salud y vacunatorios del país.

La prevención del cáncer cervicouterino es una prioridad de las autoridades de salud de América reunidas en el 56º Consejo Directivo de la OPS. Así lo declararon al comprometerse todos a reducir 30% los casos y muertes por cáncer cervicouterino en las Américas para 2030. Para ello adoptaron el Plan de acción sobre la prevención y el control del cáncer cervicouterino 2018-2030, el cual insta a incrementar la vacunación contra el Virus del Papiloma Humano, VPH, y mejorar la prevención, atención y tratamiento del cáncer cervicouterino.

La directora de la OPS, Carissa F. Etienne,  señaló que “ninguna mujer debería morir por un cáncer que podemos prevenir, detectar y tratar, si se diagnostica a tiempo”, y subrayó que “reducir la carga del cáncer cervicouterino es posible y el plan aprobado hoy es una expresión de la voluntad de los países para hacerlo”.

CÁNCER CERVICOUTERINO


Este cáncer es provocado por el VPH, un virus muy común que todos en algún momento de la vida podemos tener. Es altamente prevenible a través del PAP y del Test de VPH. La vacuna contra el VPH, gratuita y obligatoria para todos los niños y las niñas de 11 años, ayuda a prevenir en el futuro el cáncer de cuello de útero.

¿Qué es?

El cáncer de cuello de útero es causado por algunos tipos de Virus de Papiloma Humano (VPH), un virus muy frecuente que se transmite por contacto sexual. En la mayoría de los casos, el virus desaparece sin causar síntomas. Sólo en una pequeña proporción, (alrededor del 5% de los casos), este virus provoca lesiones que con el tiempo pueden convertirse en cáncer.

Pueden pasar en promedio 10 años desde que aparecen las primeras lesiones hasta que se convierten en cáncer. Por este motivo el cáncer de cuello de útero es una enfermedad altamente prevenible. Estas lesiones precancerosas y el cáncer en sus estadios tempranos generalmente no producen síntomas.

Prevención

El PAP, el test de VPH y la vacuna contra el VPH permiten prevenir el cáncer de cuello uterino.

El PAP

El Papanicolaou (PAP) es un estudio sencillo que detecta lesiones en el cuello del útero, lo que permite tratarlas antes de que se conviertan en cáncer. El PAP es indoloro. Se recomienda que se realicen este estudio las mujeres a partir de los 25 años. Si durante 2 años seguidos el PAP da negativo, se puede espaciar a 3 años. El riesgo de desarrollar cáncer de cuello de útero aumenta con la edad y es mayor en las mujeres de más de 50 años, por eso es importante que las mujeres después de la menopausia se realicen este estudio.

¿Cómo se hace el PAP?
  • La mujer se recuesta en la camilla ginecológica.
  • Un profesional introduce un pequeño aparato (espéculo) en la vagina.
  • Se extrae una muestra de células del cuello del útero con una espátula de madera.
  • Se coloca la muestra en un vidrio para que pueda ser analizada en un laboratorio.

El PAP se realiza en forma gratuita en centros de salud y hospitales públicos de todo el país.

El test de VPH

Detecta la presencia de los VPH de alto riesgo en el cuello uterino, es decir aquellos que si no se tratan, con el tiempo pueden desarrollar un cáncer. El test de VPH esta tecnología está disponible en: Provincia de Bs. As (La Matanza, Ituzaingó, Florencio Varela, San Martín, Morón, Tres de Febrero) y en las provincias de Neuquén, Jujuy, Catamarca, Tucumán, Misiones, Corrientes y Chaco.

La vacuna contra el VPH

Previene la infección de los VPH que causan aproximadamente el 80% de los casos de cáncer de cuello de útero. La vacuna es gratuita y obligatoria para los niños y las niñas de 11 años.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *