Adelgazar andando: lo que la ciencia nos dice sobre perder peso sin dieta y caminando

A la hora de perder peso, no solo está en juego nuestro aspecto, también nuestra salud: el sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo en muchas enfermedades graves, como la diabetes, los problemas cardiovasculares o el cáncer entre otras.

Por eso somos muchos los que nos esforzamos por encontrar un método asequible, incorporable a nuestro día a día y eficaz para quitarnos algunos kilos en forma de grasa corporal.

¿Podría caminar ser ese método? ¿Es posible perder peso incorporando una actividad sencilla como andar y sin necesidad de dieta? La respuesta es algo más compleja que un sí o un no. Caminar es de hecho una de las mejores formas de incorporar el ejercicio a tu vida cotidiana, pero por sí solo, es poco probable que te ayude a perder peso.

Sin embargo, cada persona utiliza una cantidad de calorías diferentes. El total depende de tu edad, sexo, genética y de tu nivel diario de actividad física.

En nuestro estilo de vida actual, mayormente sedentario, incorporar actividad física a nuestras costumbres es en muchos casos un esfuerzo consciente. Caminar más puede ayudarte a conseguirlo,

Dependiendo de tu peso, sexo y edad, caminar a ritmo calmado 1.5 kilómetros quema alrededor de una 100 caloríasUn estudio concluyó que personas no habituadas a hacer ejercicio que caminan unos 5 kilómetros a la hora (un ritmo ligero), queman unas 270 calorías a la hora.

Para aumentar las calorías quemadas, vale con acelerar el ritmo o caminar en zonas con pendientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *