Se convirtió en Ley la promoción de Economía del Conocimiento

Es ley la creación de un régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento que prevé beneficios tributarios, estabilidad fiscal y creación de nuevas firmas para empresas que se caracterizan por el uso intensivo de tecnología y demandan recursos humanos altamente calificados con el fin de competir a nivel global.

La nueva ley establece estímulos fiscales para empresas de software y otras ramas como la electrónica, informática, biotecnología, nanotecnología, nanociencia, ingeniería genética, ingeniería para la industria nuclear y microbiología, entre otros.

También quedan comprendidas las actividades de ciencias médicas vinculadas a tareas de investigación y desarrollo experimental.

La ley de Economía del Conocimiento busca estimular el desarrollo de actividades productivas con alto con uso intensivo de tecnología que emplee recursos humanos altamente calificados.

La ley propone los siguientes beneficios:

La normativa implica una mayor estabilidad fiscal para sus beneficiarios ya que no podrán ver aumentada su carga tributaria total nacional a partir la inscripción en el Registro y durante toda la vigencia del mismo, incluyendo los derechos de exportación.

Reduce los costos laborales para el sector, ya que adelanta el Mínimo no Imponible que la reforma tributaria prevé para el 2022.

Además, otorga un bono de crédito fiscal transferible equivalente a 1.6 veces las contribuciones que debieran abonarse sobre ese mínimo no imponible. Este beneficio, puede utilizarse para cancelar impuestos nacionales, como IVA o Ganancias. Y contempla una alícuota reducida del Impuesto a las Ganancias del 15%.

Las empresas beneficiarias

Podrán acceder aquellas empresas con menos de 3 años categorizadas en el registro PyME como Micro, podrán acceder a los beneficios con acreditar que el 70 % de su facturación corresponde a economía del conocimiento.

Esta norma prorroga los alcances de la Ley de Promoción de la Industria del Software de 2004. La propuesta de ampliación de los beneficios de aquella regulación, nació del consenso de empresarios, técnicos y legisladores y contó con el apoyo de emprendedores y empresarios del sector.

La Incubadora CADIME promueve la innovación y acompaña a las empresas que aplican estas tecnologías en el ámbito de la salud.

incubadora@cadime.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *